sábado, 7 de agosto de 2010

LLEGÓ EL DÍA

Todo a punto. Yo nervioso... El teatro no estaba lleno, pero tampoco vacío. La gente suficiente para pensar que podían salir en tropel de allí, aterrados más que satisfechos. Mi cuñada era la maquilladora, Miguel el cámara auxiliar para un experimiento que haríamos entre acto y acto. Y yo cada vez más nervioso. Quería salir corriendo, pero dado mi tamaño de volumen lo tenía complicado. Se acercaba la hora: las nueve y media. Mi sobrina también tenía un pequeño papel... La platea se oscurece, las cortinas se retiran y el prólogo comienza. Yo estoy entre bambalinas respirando todo lo rápido que mis torpes pulmones me lo permiten. Miro hacia arriba sin saber porqué. Suspiro. Me dispongo a salir.... Y SALGO.


UN BREVE RESUMEN DE DIEZ MINUTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario